Pintar con tijeras.

En su última etapa, y como consecuencia de una enfermedad, el pintor francés Henri Matisse inició un nuevo método de creación que él mismo denominó como “pintar con tijeras”. Se trataba de un proceso de lo más simple: coloreaba unos papeles con tonos puros, intensos y vibrantes mediante la técnica del gouache , que luego eran cortados y combinados. De ese modo creaba ‘collages’.

Los alumnos de 1ºESO han hecho sus propias creaciones, de este modo han trabajado el tema de la forma mediante esta divertida técnica.